¿Sabes estar de pie correctamente?

Pues parece una pregunta tonta, y seguramente estarás poniendo la misma cara que ponen mis alumnos de #Pilates cuando les digo que vamos a aprender a respirar… 😉

Por supuesto que sabemos estar de pie. Somos mamíferos bípedos y nuestra anatomía se ha tomado la molestia de evolucionar durante miles de años hacia la bipedestación. Pero eso no significa que lo estemos haciendo correctamente.

Una buena higiene postural es fundamental para tener una buena salud, sin dolor y permitiéndonos una buena calidad de vida. Parece mentira que un pequeño gesto como ese pueda hacernos tanto bien (o tanto mal). Si por nuestro trabajo tenemos que pasar muchas horas sentados, o en una mala postura, el ponernos un ratito de pie va a suponer un alivio para nuestra columna y para el resto de nuestro cuerpo. Os recuerdo que una pequeña desviación de las curvas naturales de la columna vertebral, puede provocar una descompensación en multitud de zonas de nuestra anatomía, llegando a producir patologías importantes.

Por lo tanto, vamos a explicar brevemente como colocarse de pie y mantenerse en esa postura de la forma correcta.

1.- Colocaremos los pies paralelos entre si, separados al ancho de las caderas, bien apoyados y con los dedos pulgares mirando al frente sin que uno esté más adelantado que el otro.

2.- Las rodillas deben estar desbloqueadas, es decir, que no estarán completamente estiradas pero tampoco flexionadas de manera que se nos cargue el cuádriceps.

3.- La pelvis estará en posición neutra, con las crestas ilíacas mirando al frente. Si tuviéramos las piernas completamente estiradas, es muy fácil tener la pelvis en anteversión (con el culillo hacia afuera), cargando la parte baja de la espalda y provocando dolor a la larga.

4.- Alargaremos la espalda hacia el techo, como si nos tiraran de la coronilla hacia arriba, respetando las curvas naturales de nuestra espalda.

5.- Los hombros estarán haca abajo y hacia atrás, separándolos de las orejas y abriendo el pecho en el mismo gesto. Mucho cuidado con el bolso chicas!! siempre lo llevaremos cruzado porque si lo llevamos colgando de un solo hombro, tenderemos a elevar ese hombro y descompensaremos toda la estructura ósea.

Pués ya está. Al principio puede resultar muy complicado acordarse de todo, pero con el tiempo acabará saliendo de forma natural. No tienes que hacer ningún esfuerzo extraordinario, solamente colocarte y repasar mentalmente todos los pasos.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Menú